Y sólo necesito un termo

Su creador, Christian Naventov, se encontraba de vacaciones con su familia en la costa; era una tarde de verano, a pleno sol y querían tomar mate. Cuando fueron a buscar su termo, encontraron que este estaba vacío; fueron a cargar agua caliente a un parador y se encontraron con una larga fila de personas esperando por agua caliente.

En ese momento Christian se preguntó: “¿Es posible, calentar agua en este lugar, de manera económica, sin la necesidad de traer energía eléctrica o gas y evitando el costo de estos servicios?”.

El sol quemaba la arena y todo se calentaba; surgió la idea del producto: “SOLARMATE”.

El producto es un dispositivo portátil que permite calentar el agua en su interior con energía solar además permite mantenerla caliente como un termo convencional; de esta manera el dispositivo combina dos funciones en una: calentador de agua y almacenador de agua caliente.

Esta idea comenzó a gestarse en el año 2006 en donde se realizaron los primeros prototipos funcionales que fueron evolucionando a través de los años; con mucha perseverancia, pero siempre en una escala de producción artesanal, el producto fue evolucionando pero las soluciones que incorporaba no permitían dar el salto cuantitativo a la producción en masa.

Un producto que nos llena de orgullo

En 2015 contacta a Punta Diseño Industrial con el fuerte compromiso de desarrollar un producto industrial con características funcionales y productivas, como las que se utilizan en forma estándar en la industria.

Desarrollamos el nuevo SOLARMATE, definiendo la tecnología de inyección de plásticos para la fabricación de sus piezas principales y proponiendo la optimización en la cantidad de partes, lo que permitió un ahorro en la fabricación de los herramentales de producción.

Se estableció una simetría con eje horizontal, las partes superiores e inferiores son las mismas, pero su función es diferenciada. Un eje de simetría vertical permite utilizar una misma pieza para conformar los dos alas, que cumplen la doble función de proteger la ampolla y refractar el calor del sol.